Miguel Bosé se defiende de las multas, total, ya se devoró los jamones.

El cantante español recurrió a la Agencia Tributaria para decir que él no había tenido ni siquiera la intención de evadir impuestos, sin embargo su recurso fue rechazado y tendrá que pagar alrededor de 70 mil euros por llevar una contabilidad que perjudicaba no sólo al fisco español, sino que a todo el pueblo.

El artista tiene una empresa llamada “Costaguana”, y a través de ella descontaba IVA, lo que no corresponde hacer según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid porque son gastos de índole personal.

Su contador descontó IVA de los gastos de reparación de un auto Mercedes Benz y de otro marca Toyota, de lo pagado en tratamientos de fisioterapia, a su entrenador personal, reparaciones en el jardín de su casa, de lo pagado al servicio doméstico e incluso de lo gastado en jamones y embutidos que al cantante le encanta disfrutar… a quien no.

Estas pequeñas maldades, según la Agencia Tributaria, Miguel Bosé las viene haciendo desde 2010.

La sentencia del tribunal económico, recuerda tambien que Bosé tiene otros frentes abiertos con Hacienda y menciona que participaba en un entramado de empresas radicado en Holanda y que se descubrieron también importantes entradas y salidas de  dinero, provenientes de Luxemburgo y con destino a Estados Unidos donde tiene depósitos desde hace años.

No andan bien las cosas para el intérprete español, pero tiene buen gusto para comer…se devora los jamones…

Bosé nació el 3 de abril de 1956 en Panamá. Tiene 65 años (a junio de 2021)

 

Cuando era joven

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email