Más noticias de la tragedia en el set.

La fiscal le respondió a Alec Baldwin: puede haber cargos penales por acciones u omisiones en la muerte de Halyna Hutchins, la fotógrafa muerta en la película Rust, que filmaba Alec Baldwin.

El padre de la directora de fotografía acusa directamente a Baldwin de ser culpable de la muerte de su hija.

Mary Carmack-Altwies, fiscal del caso, abrió la posibilidad de hacer acusaciones criminales concretas contra algunas personas una vez que concluya la investigación, que puede llevar varias semanas.

La fiscal que lleva la investigación sobre la muerte de Halyna Hutchins abrió la posibilidad de iniciar en el futuro alguna acusación penal por acciones u omisiones cometidas en el set de rodaje de la película Rust al momento de la tragedia.

Todos los involucrados en el manejo y el uso de armas de fuego en el set tenían el deber de comportarse de una manera tal que protegiera la seguridad de todos los demás. Y parece que ciertas acciones y omisiones contribuyeron al resultado conocido. Una vez que haya tenido la oportunidad de revisar la investigación completa, es posible que ciertas personas sean consideradas penalmente responsables por sus acciones u omisiones en el set de Rust, señala la declaración de Mary Carmack-Altwies, fiscal del primer distrito judicial de Nuevo México.

Estas palabras fueron interpretadas como una primera respuesta oficial a la aparición televisiva de Alec Baldwin en la noche del jueves 23 de diciembre. El actor dijo que no se sentía responsable de la muerte de la directora de fotografía de la película. El 21 de octubre, Hutchins recibió el impacto de un proyectil disparado desde un arma que Baldwin manipulaba durante un ensayo. En la entrevista con la cadena ABC, el actor afirmó que no apretó el gatillo y que el arma se disparó cuando trataba de amartillarla.

Algunos analistas afirmaron que la declaración de la fiscal, que hasta ahora se había mantenido en silencio sobre la investigación, tiene específicamente que ver con lo que dijo Baldwin sobre las escasas posibilidades de ser acusado en este episodio por delitos penales.

Halyna Hutchins la directora de fotografía que mató Baldwin durante la filmación de Rust.

 

 

Eso es muy poco probable, señaló Baldwin, invocando a personas que contactó, pero que no identificó, con conocimiento exhaustivo del tema.

Según informó Variety, el camarógrafo Lane Luper también le respondió en las últimas horas a Baldwin con otra declaración. El revólver Colt 45 de acción simple que manejaba Alec Baldwin requirió de múltiples pasos activos para ser descargado y matar a Halyna Hutchins. El arma tenía que estar cargada con munición real, sostenida y apuntada, amartillada manualmente y con el gatillo apretado. No era un arma mágica que se disparó a sí misma, señaló.

Luper, que renunció y dejó el rodaje de Rust un día antes de la muerte de Hutchins denunciando varias fallas de seguridad, dijo que Baldwin, el resto de los productores de la película, el asistente de dirección David Halls y la armera Hannah Gutiérrez-Reed  están tratando de evitar su responsabilidad personal a través de afirmaciones infundadas y narrativas guionadas.

En la entrevista con ABC News, al detallar lo ocurrido en los momentos previos a la tragedia, Baldwin dijo que recibió el arma con la seguridad de que estaba descargada y no había peligro alguno al manipularla. Fue Gutiérrez-Reed, responsable de todo el armamento de la película, quien le entregó el revólver a Halls y éste, a su vez, hizo lo propio con Baldwin, declarando que el arma estaba “fría”, lo que en la jerga de los rodajes quiere decir descargada o conteniendo en su interior munición de fogueo, siempre segura.

Los productores de Rust, incluido Baldwin, pusieron en peligro a todo su equipo al no seguir las reglas de seguridad de la industria, ampliamente difundidas. Ellas incluyen la realización de reuniones preventivas antes de cualquier actividad que involucre armas de fuego, abstenerse de apuntar cualquier arma de fuego, no poner nunca un dedo en el gatillo hasta que el arma esté lista para ser disparada, no dejar nunca desatendida un arma de fuego, retirar las armas sospechosas de mal funcionamiento, revisar minuciosamente cada arma antes de ser entregadas a algún actor y asegurar que el equipo de rodaje se encuentre a una distancia segura de cualquier área de disparo. La producción no siguió esas reglas, dijo Luper en la declaración firmada por su abogado.

La situación se presenta complicada para Alec Baldwind y muchos opinan que será declarado culpable.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email