Kate,la madre de Madeleine McCann

Aún no es una película, pero Netflix ha exhibido un documental que podría ser llevado al cine.

La mujer había renunciado, en 2007, a su empleo como doctora para encabezar varias organizaciones benéficas; ahora se reincorporó para hacerle frente al Covid-19

Kate, es la madre de Madeleine McCann, la niña británica que desapareció en 2007, hace 14 años, cuando tenía tres años en un complejo hotelero en Praia da Luz, Portugal, donde se hospedaba junto a sus padres, volvió a trabajar. La mujer había dejado su empleo hace 14 años, tras la desaparición de su hija.

Kate de 53 años, se reincorporó al servicio nacional de salud británico para hacerle frente a la lucha contra el Covid-19 y ha trabajado en los hospitales de la ciudad de Leicester, donde en ocasiones comparte espacio con su marido Gerry, también de 53 años, que es cardiólogo y profesor universitario.

Se ha reincorporado a un trabajo de tiempo completo para ayudar a los necesitados. Existe una gran demanda de médicos calificados durante estos tiempos sin precedentes, indicó un amigo de la familia a The Sun.

Kate, añadió la fuente, que desde que la mujer volvió a trabajar, ya casi no se reúne con su marido, ambos están muy ocupados.

El matrimonio se conoció en 1993 en Glasgow, Escocia, mientras estudiaban. Ella asistió a la Universidad de Dundee, en tanto que él estudió en la Universidad de Glasgow. Tras la desaparición de Madeleine, en 2007, ella renunció a su profesión como médica para encabezar varias organizaciones benéficas para niños.

La noche en que desapareció la niña, Kate y Gerry habían salido a cenar junto a sus amigos a un restaurante ubicado a 50 metros del complejo vacacional en que todos residían temporalmente en Praia Da Luz, Portugal.

Madeleine y sus hermanos quedaron en la habitación solos, a partir de las 20.30 del 3 de mayo de 2007. Los padres aseguran que volvían a controlar el bienestar de los pequeños a cada cierto, con un promedio de 20 minutos durante la noche. Pero a las 22 la madre de Madeleine, en uno de esos controles descubrió que la pequeña había desaparecido.

Lo más llamativo del caso fue que tanto Kate como Gerry McCann fueron calificados como sospechosos formales de la desaparición de su hija.

Los investigadores del Reino Unido creyeron que Madeleine había sufrido un accidente en la habitación y que sus padres la habían encontrado muerta. En esa línea, para ocultar su negligencia, habían decidido encubrir el hecho y deshacerse de la pequeña. Finalmente esta teoría quedó descartada en 2008.

Tras años de búsquedas infructuosas, el caso Maddie se aceleró repentinamente en junio de 2020 con la identificación por parte de la policía alemana de un sospechoso, el alemán Christian Brueckner.

Actualmente el hombre está cumpliendo una pena de siete años tras haber sido declarado culpable de violar a una mujer estadounidense de 72 años en 2005, dos años antes de la desaparición de la niña y cerca del lugar del presunto crimen, en un domicilio de Praia da Luz. El alemán también fue acusado de abusar de la hija de cinco años de su ex novia en 2013.

La verdad no se ha conocido hasta la fecha.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email