Alain Delon ha cumplido 86 años. Devastado y sin tener una mujer a su lado.

Nació en Sceaux, Francia, el 8 de noviembre de 1935.

Totalmente solo, cuestionado por machista y homofóbico, hizo un brindis por él mismo.

Rodeado por una docena de perros, con los que ha dicho, desea ser enterrado, cumplió otro año de vida. Quizás recordó a sus amigos del cine, Jean Paul Belmondo, con el que estuvo peleado durante mucho tiempo – nunca se supo porqué – con el que retomó la amistad y lo nombró su más grande amigo.

 Se abrazó al ataúd cuando su amigo se fue. Lloró y todo el mundo lo acompañó en su llanto.

Ya no están Jean Gabin y Lino Ventura a quienes tuvo a su lado durante muchos años.

 

Brigitte Bardot, su gran amiga del alma, con la que protagonizó Historias Extraordinarias en 1968, del director Federico Fellini, tomó el teléfono y lo llamó. Debe haber sido una conversación por la que escuchar y hacer pública, muchos habrían pagado millones. La Bardot, lo describió como una fiera, uno de esos animales preciosos e indomables en vías de extinción. Dicen que fueron amigos, no fueron amantes. Cuando aparecían en público, en la década del 50, la prensa del cine, completa y todos nerviosos, corrían a agotar sus preguntas y las baterías de ese tiempo, de sus máquinas fotográficas.

 

 

Ante la polémica que desató en algunos grupos feministas que le entregaran la Palma de Oro honoraria, en mayo de 2019, apenas tres meses antes de que sufriera un grave problema cardiaco, por el que debió ser operado en el hospital parisino de la Pitié-Salpétriere, el director del Festival de Cannes, Thierry Fremaux, se limitó a decir: “es un animal salvaje”, “es un monstruo sagrado”, y la polémica se acabó.

Acababa de perder a uno de sus perros favoritos, Poeky, y el actor que adoraron Antonioni y Godard y otros grandes del cine, admitió pensar  con mucha frecuencia  en la idea de quitarse la vida.

De hecho, se ha pronunciado en muchas oportunidades a favor de la eutanasia –y también  de la pena de muerte. Ha expresado que los homosexuales no deberían adoptar, y que si ser macho es haber dado una cachetada, entonces soy macho, pero a mí también me pegaron.

Es cierto que hace más de una década que desafía la muerte. En 2017, al despedirse de Mireille Darc, su mujer por 15 años y su gran confidente para siempre, dijo: “No es que con ella se va una parte de mi vida, sino mi vida entera. Sin ella, estoy listo para irme yo también”.

Su relación con las mujeres de su vida fue sólo entre entre dos, siempre dijo amarlas con toda el alma, pero nunca a una más que a la otra. Sin embargo a quien más extraña es a Romy Schneider, su primer gran amor.  El primero, el más grande y el más triste, declaró a Vanity Fair, en una entrevista en la que reveló que siempre, en un bolsillo interior de su vestimenta, lleva una foto que le tomó a la actriz, cuando ya estaba muerta, sobre su cama, el año 1982.

Delon, la había dejado por Nathalie hacía como 20 años. Se fugó de su vida dejándole una flor  y una nota en la que le decía “te devuelvo tu libertad, te dejo mi corazón”

Es Alain Delon, el actor francés calificado muchas veces como el más hermoso del mundo.

86 años de alegrías y sufrimiento. Sólo él sabe que vivió mejor.

 

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email